Juanetes

¿Sufres de juanetes? Este artículo es para ti. Descubre como eliminarlos sin pasar por el bisturí.

Dentro de las afecciones que podemos sufrir, pocas son tan molestas, poco estéticas y dolorosas como los juanetes.

Esta es una enfermedad que se desarrolla debido a una desviación del dedo gordo del pie en dirección del segundo dedo, golpeándolo creando una prominencia en la parte interior del dedo gordo y en el primer hueso metatarsiano.

Entre los síntomas podemos considerar desarrollo de bursitis, formación de callos en el juanete o de ampollas y más grave aún daño a los nervios que pueden generar un entumecimiento y/o dolor agudo.

Estas dolencias suelen manifestarse más en mujeres que en hombres y en caso de no tratarse puede degenerar afectación para las articulaciones cercanas.

Entre las causas que se tienen para la aparición de los juanetes, se encuentra la forma del pie, investigaciones afirman que las personas con los dedos gordos del pie más largo que los demás, tienen mayor probabilidad de sufrir juanetes. Así como la genética también puede tener algo de participación en este defecto.

El tratamiento más directo para los juanetes, suele ser la cirugía. Pero a pesar de lo invasiva que puede ser esta opción, no elimina la posibilidad que después de realizada el juanete vuelva a aparecer. Hay quienes piensan que restaurando la función natural de los dedos del pie se puede combatir de una mejor manera esos defectos.

¿Cómo tratar de manera natural los juanetes?

El primer usuario para cualquier afectado de juanete que busque su sanación, es dejar de usar zapatos apretados y buscar opciones más ligeras que permitan a sus pies respirar y moverse con más libertad.

Hay opciones como la férula de juanete, que ayudan a mejorar la condición. Son para usarse todos los días, por un tiempo aproximado de 14 días a fin de corregir la deformidad. Además de realinear, esto ayuda a aliviar el dolor.

Otra de las alternativas es ejercitar sus pies con actividades que tiendan a la corrección y mejora de la deformidad. Esto se hace estirando los músculos de los pies, estirar su dedo gordo del pie, para mantenerlo en sincronía con los otros dedos. Este ejercicio se debe hacer todos los días, cada vez que se quite los zapatos.

Entre los remedios caseros más eficaces, que ayudan a mejorar la condición de los pies y reducir el dolor de los juanetes son:

  • Aplicar masajes directamente en el área afectada con aceite de lavanda, cada noche antes de ir a dormir. Este aceite posee grandes propiedades antiinflamatorias.
  • Baños de sal: Prepara un bol con agua tibia, añade dos cucharadas de sal e introduce los pies ella por 20 minutos.
  • Otra técnica es aplicar compresas de agua caliente sobre el juanete.
  • Adicionalmente puede limpiar de los depósitos de sal con la siguiente receta:

En la noche tome 300ml de agua y agregue una cucharadita de carne picada junto con hoja de laurel. Cocine por espacio de 5 minutos. Coloque la mezcla en un termo y déjelo hasta el día siguiente.

En la mañana proceda a colar el contenido del termo y en pequeños sorbos durante el día, bébalo. Este es un tratamiento de 3 días. Y cada noche deberá preparar un poco de la bebida. Descanse 7 días y repita el proceso.

La sensación de que orina más seguido, es una señal de que la sal en su organismo ha comenzado a disolverse y se encuentra en la vejiga irritándola.

Los resultados no se harán esperar y al cabo de diez días los podrás apreciar. Con la práctica de este método por 2 meses los juanetes en tus pies desaparecerán por completo.

Deja un comentario