Insuficiencia renal aguda: causas y síntomas

Los riñones son dos órganos situados en la zona baja lumbar que forman parte del sistema urinario. Se sitúan a ambos lados de la columna vertebral y están irrigados por las arterias renales. Por otra parte, es interesante saber que anatómicamente el riñón izquierdo se encuentra íntimamente relacionado con el páncreas.

Los riñones están conectados por medio de los uréteres con la vejiga, que a su vez conecta con la uretra. Entre sus funciones principales se encuentran: Excreción de sustancias de desecho a través de la orina, regulación del pH, regulación del equilibrio ácido-base, producción de eritropoyetina y síntesis de vitamina D.

La insuficiencia renal aguda, es la incapacidad que tiene el riñón de filtrar las sustancias de desecho, este proceso da origen a la orina. La recuperación es posible, ya que se pueden poner en marcha mecanismos de compensación. Se recomienda asistir al especialista, si se observa algún dolor o cambio de coloración al orinar.

Esta enfermedad esta caracterizada por el deterioro que sufre la función de filtrado del riñón, afectando también las otras funciones renales de manera secundaria. En consecuencia, todas las sustancias de desecho que deberían eliminarse quedan retenidas. Alterando los electrolitos y el equilibrio ácido base del organismo.

Tipos y causas de insuficiencias renales

Insuficiencia renal aguda pre-renal: Es la más frecuente. Se debe normalmente a una disminución del volumen de orina generado como consecuencia de una hemorragia severa, pérdidas digestivas o pérdidas renales, entre otros .También a la disminución del flujo sanguíneo por una insuficiencia cardiaca o por una respuesta excesiva a la toma de determinados medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINES).

Insuficiencia renal aguda intrínseca: Cuando se produce un daño en el parénquima del riñón. De hecho, es la causa más frecuente de fallo renal agudo en el medio hospitalario. El origen más frecuente es la necrosis tubular, bien de origen isquémico (fallo en la irrigación sanguínea), bien de origen tóxico. Cuando el origen es isquémico, el daño se explica por una disminución del flujo sanguíneo lo bastante intensa y suele deberse a una sepsis. Si el origen es tóxico, se debe a la toma de aminoglucósidos, vancomicina o algunos quimioterapéuticos de contrastes yodados, entre otros.

Insuficiencia renal aguda postrenal: Es cuando se obstruye ambas vías urinarias o de la vía final común. Lo más llamativo es la ausencia total de orina y la presencia de antecedentes urológicos.

Las Manifestaciones clínicas posibles son:

  • Acidosis metabólica.
  • Incremento de los niveles de urea y creatinina en sangre.
  • Aumento de la concentración de potasio en sangre.
  • Aumento de la concentración de fosfatos en sangre.
  • Disminución o ausencia de orina. No es un dato que sirva para el diagnóstico definitivo ya que en muchos casos la diuresis se mantiene.
  • Disminución de la concentración de calcio en sangre.

Diagnostico: El diagnóstico se realiza a partir de la evaluación del historial clínico del paciente y de las prueba analíticas que se realicen.

  • Índices urinarios: Este tipo de pruebas permiten distinguir entre una insuficiencia renal aguda prerenal y una intrínseca.
  • Los análisis de orina son la prueba más solicitada por el médico en caso de sospecha de esta patología.
  • Estudio de biomarcadores de daño tubular, técnicas de imagen (la ecografía renal es obligatoria en todos los enfermos con sospecha de insuficiencia renal aguda).
  • biopsia renal.

Se deben estudiar dos parámetros:

  • El volumen de orina, que está relativamente bajo.
  • El sedimento depositado, que puede ser normal (prerrenal), sangre (intrínseca) o proteico (posrrenal).

Tratamiento: En primer lugar, se deben instaurar una serie de medidas generales con el objetivo de corregir el desequilibrio hidroelectrolítico.

  • En los casos de insuficiencia renal aguda prerrenal la función se recupera rápidamente. Por tanto, bastará con mejorar la perfusión renal a base de fluidoterapia o de aminas vasoactivas.
  • Si hay insuficiencia renal aguda intrínseca no hay tratamientos específicos. Se basa en eliminar la causa y prevenir complicaciones.
  • En los casos de insuficiencia renal posrrenal basta con eliminar la obstrucción.
  • La diálisis: En casos muy específicos donde la fluidoterapia no funciona y para pacientes con insuficiencia renal aguda postrenal.

Recuperación: La fase de recuperación se caracteriza por la aparición de poliuria, es decir, un exceso de orina. Esto se debe a que el organismo intenta eliminar el exceso de tóxicos acumulados.

Si este articulo fue de tu interés, compártelo entre tus familiares y amigos, puedes  colaborar previniendo la enfermedad de otros.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.