SALUD

El estrés y sus causas ocultas

El estrés es un conjunto de alteraciones que se producen en el organismo como respuesta física a un determinado estimulo, que se repite constantemente. Es una manifestación de cansancio mental,  intranquilidad y ansiedad ante una situación, problema o circunstancia.

A pesar de las advertencias que nos han hecho sobre el estrés, parece imposible que en algunos momentos de la vida evitemos caer en este estado emocional. Los problemas laborales, las relaciones y las dificultades financieras son solo una mínima parte de los factores que pueden provocarlo.

Las causas y  síntomas del estrés son variados, y se evidencian en el cuerpo humano de diferentes formas, como por ejemplo, taquicardia, dolores estomacales, sudoraciones, entre otros. Si presentamos síntomas de estrés y no encontramos una causa aparente para los mismos es conveniente que revisemos nuestras actividades cotidianas, ya que podrían ser la raíz del problema.

El estrés es tan común y habitual que muchos prefieren ignorar sus síntomas, hasta que, aparentemente, desaparecen por sí solos. Lo cierto es que su tratamiento es muy importante y debe llevarse a cabo partiendo de su origen y todo aquello que influye en su desarrollo. Es primordial conocer cuáles son las causas y en qué momentos se pueden estar ignorando.

Seis causas del estrés

Uso excesivo de dispositivos electrónicos: Pasar largas horas frente a una pantalla provoca tensión muscular, dificultades para alcanzar el sueño y ansiedad. Además, el estar pendientes de los mensajes de texto, las notificaciones y demás actividades también genera una sobrecarga emocional. Por este motivo se recomienda reducir su uso al día, o bien, hacer pausas periódicas en las que se realicen otro tipo de actividades.

Intolerancias alimentarias: Las alergias o intolerancias alimentarias conducen a reacciones indeseadas que, además de manifestarse a nivel físico, también afectan la parte emocional. Es común sentir dificultades estomacales, vómitos y alteraciones en la piel; sin embargo, también pueden provocar fuertes dolores de cabeza, tensión e irritabilidad. Todo el malestar físico, sumado a los efectos emocionales, puede provocar episodios graves de estrés que, de no ser controlados, podrían derivar en otros trastornos.

Amistades tóxicas: Tener amistades tóxicas impide dar pasos importantes y se convierte en un obstáculo que, a su vez, puede inducir a círculos de negatividad, algunas personas lo único que hacen es transmitir malas vibraciones. Saber identificarlos en clave para evitar que se conviertan en una causa de estrés.

Desorden en la casa: El  polvo, la suciedad y el desorden puede influir en el estado emocional de cada uno. Por esto, se recomienda hacer una limpieza general diaria. Y, de vez en cuando, cambiar la distribución para conseguir un aspecto renovado.

La soledad: La tecnología ha provocado un aislamiento social en miles de personas en todo el mundo .Las relaciones humanas han sufrido un gran deterioro, el contacto real ha disminuido, muchas personas han caído en la soledad, permanecer en este estado puede provocar estrés y depresión.

Enfermedades: En ocasiones las enfermedades se manifiestan inicialmente a nivel emocional, por lo que es habitual sentir tensión, irritabilidad y ansiedad. No poder controlar el estrés debe ser un motivo de consulta médica, sobre todo si se manifiesta con otros síntomas.

El estrés es una manifestación cotidiana en los seres humanos, si no puedes controlar su aparición, no dudes en consultarlo con un medico.

Recuerda recomendar este artículo.

Etiquetas

MC

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar