Estos ocho halagos pueden hacerle mal a tus hijos

Cuando estamos a punto de ser madre, son muchas las cosas que nos pasan por la cabeza, los pensamientos de cómo será ese ser que llevamos dentro, esto nos asalta constantemente, también comenzamos a pensar, si seremos capaces de ser buenos padres, de impartir conocimientos firmes y eficaces.

Pues no hay un manual que nos enseñe las técnicas apropiadas para criar y encaminar a esa personita desde el mismo momento del nacimiento, solo tenemos, ese sentimiento maternal que nos une a él. Seria fabuloso contar con experiencias previas, que nos ilustren y nos den conocimiento previo.

Para muchas personas, la crianza durante los primeros años de vida, resulta sencilla y relajada, ya que la misma transcurre de la mano de los padres, suelen decir que todo lo tienen bajo control, ya que el niño debe acatar las normas que se impartan: Pero que pasa con el conocimiento previo y el fortalecimiento de la autoestima

Precisamente, son esos años escolares, donde se debe robustecer la confianza y el aprecio sin llegar a caer en la destrucción de su conducta emocional. Este pequeño debe saber lo que es la compasión, el respeto, la consideración, la confianza, el amor, entre otras. Para que los halagos que reciba no lo hadan un ser despreciable y arrogante.

8 frases que pueden frustrar a tus hijos

  1. “¡Eres muy inteligente!”
  2. “¡Estoy orgulloso de tus calificaciones!”
  3. “¡Tus dibujos son tan hermosos!”
  4. “¡Eres bueno!”
  5. “¡Eres tan bonita!”
  6. “¡Lo hiciste muy bien!”
  7. “¡Eres el mejor!”
  8. “¡Nadie es mejor que tú!”

Solo debemos recordar, que no debemos ofrecerles, afirmaciones que no sean ciertas. Ellos tienen un don para saber, cuando estamos mintiendo, por tal motivo, decir algo incongruente para salir del paso, solo le mostrara al niño el poco interés que tenemos por sus cosas. “Los niños reconocen con facilidad cuando sentimos decepción o cuando nuestros halagos son débiles, poco sinceros o, peor aun, sarcásticos”, dice el doctor Donahue. “. “Los padres no deben considerar a los halagos y reconocimientos como una opción para fomentar la autoestima porque no sirven para eso. Es mejor usar los halagos para reforzar los atributos específicos que queremos fomentar en nuestros hijos y así ayudarlos a convertirse en adultos exitosos”.

No te olvides compartir este artículo

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.