5 técnicas de la Gestalt para favorecer tu crecimiento personal.

La corriente de la psicología, conocida como Gestalt, posee métodos y técnicas encaminadas a favorecer el crecimiento personal de las personas. Mas sin embargo en ocasiones estas técnicas implican que se haga enfrentando situaciones difíciles o dolorosos para poder avanzar.

Las técnicas de la Gestalt sirven para ayudarnos a centrarnos en el presente, en el ahora, a fin de encaminarnos hacia nuestra autorrealización y tomar decisiones más acertadas. Esto a su vez no permite crecer a un nivel personal sin ataduras y de acuerdo a nuestras necesidades actuales.

El tipo de realidad que deseamos lo podemos todos y cada uno de nosotros, de acuerdo nuestros propios deseos, y esta clase de enfoque, muy humanista, por cierto, nos invita a luchar y alcanzar esa meta.

Uno de los principales precursores de la terapia Gestalt, Fritz Perls, afirmaba que “nuestra principal angustia como seres humanos es la brecha entre el ahora y el después”. Lo que se traduce en que nos causa una ansiedad muy grande cuando dejamos que la mente se vaya mucho más delante de lo que nuestra vida avanza, causándonos ansiedad, miedo y otras sensaciones, por situaciones que aun ni siquiera han ocurrido.

Terapia Gestalt y sus técnicas

Las técnicas que aplica la Gestalt, se encaminan para que nosotros podamos comprender nuestras dificultades, los eventos de nuestra vida de una manera global, unificada, por etapas diríamos, pero a la vez como un todo.

Esta manera de verlo nos invita a concentrarnos no en como ha ocurrido o que ha provocado determinada situación, sino más bien a enfocarnos de cómo nos afecta eso en el tiempo presente esa situación.

Todo ello nos ayuda a comprender más bien que la idea que nos podamos hacer del pasado o del futuro se deba tan solo a como estamos viviendo el presente. Por tanto, las técnicas de la Gestalt tienen como función primordial ayudarnos a saber quiénes somos realmente, como nos sentimos y que necesitamos, una vez descubierto actuar con la responsabilidad que eso amerite.

La crítica que más se hace sobre la Gestalt es su eclecticismo, ya que se nutre de diversas corrientes, como la humanista, existencial, el psicoanálisis, y de postulados como los enunciados por Wilhelm Reich, donde ubica nuestras emociones en distintas zonas del cuerpo, dando a entender la relación entre estas y nuestros estados de salud.

Pero habrás de saber que existen estudios que demuestran la asertividad de este modelo de psicología, como por ejemplo el llevado a cabo por la doctora Valerie Dominitz, de la Universidad de Tel Aviv, donde demostraba la efectividad de las técnicas en pacientes con depresión y trastorno bipolar. Pero es en lo relativo al crecimiento personal que estas técnicas se destacan aún más.

 Aquí te presentamos algunas de esas técnicas:

Asuntos pendientes.

Hace referencia a episodios del pasado que hemos dejado sin conclusión y que se presentan en nuestro presente para afectarlo. Por lo general son emociones que no fueron solventadas, sentimientos atascados, asuntos pendientes ya sea con familiares, amigos, exparejas o incluso con personas pudieron haber muerto ya.

Se recomienda no eludirlos por más tiempo. Hay que dejar que esas emociones fluyan y se vayan para que nos sigamos sintiendo apegados a ellas, sea por resentimiento, por culpa o lo que sea.

Se puede realizar una simulación o proceso mental por medio del cual nos reencontramos, afrontamos la situación y nos despedimos.

De igual manera podemos invocar mentalmente a la persona, desahogarnos por completo, sin omitir nada y una vez lo hayamos hecho, dejar que se vaya y cerrar el círculo para poder avanzar.

Técnica del dialogo: Silla vacía.

Esta técnica es un buen ejemplo de lo que en esencia significa la Gestalt. Normalmente se usa para favorecer los encuentros y proyecciones imaginarias de otras personas, tratando de favorecer los procesos de duelo y de resolver traumas.

Es de destacar que, en el campo del crecimiento personal, también se han hallado ventajas de aplicar este método, cuando se genera un dialogo entre nuestros opuestos. Promover un dialogo entre la parte de nosotros que genera el malestar y por otro lado la parte que desea hacerle frente a eso.

Seria más o menos así:

  • Me noto cada día mas cansado y sin fuerzas.
  • Ya estas quitándome fuerzas otra vez, ocupas demasiado espacio en mi vida. Dime que te pasa.
  • No me gusto a mí mismo, pienso que la vida que llevo no es la que me gusta.
  • Entonces en vez de quejarte durante todo el tiempo dime que harías para sentirte mejor.

Estudios de la Universidad de Palo Alto, avalan el uso de esta técnica para solventar traumas no resueltos.

Me hago responsable.

Técnica de mucha utilidad y que podemos aplicar en el diario vivir, de momento en momento. Suena sencillo, pero esta técnica requiere por sobre todo un compromiso por parte de la persona. Su finalidad es permitir hacernos más conscientes de lo que ocurre en nuestro interior, que lo percibamos, lo aceptemos y que pongamos de nuestra parte para tomar una actitud más activa en relación al cambio que queremos hacer.

Por ejemplo:

  • “Me doy cuenta de que me duele la cabeza y el estómago, sé que le doy muchas vueltas a las cosas y que sufro estrés. Yo me hago responsable de ello y asumo que debo cambiar cosas”.
  • “Además, me doy cuenta de que tengo una buena voz. Me hago responsable de ella para ser sincero, para hablar sin miedo, para respetar y respetarme…”.
  • Practicar el continuo estado de la conciencia.

Para las prácticas de la psicología Gestalt, es más importante enfocarse en el “como” de la experiencia que en el “por qué”. Es indispensable conocer como el paciente le hace frente a sus problemas, como los vive, los siente y los interioriza.

Se necesita abrir un espacio donde sea posible identificar las emociones y sensaciones presentes.

A nivel personal se trata de practicar esta técnica momento a momento, trayendo al presente cada sensación, cada emoción, pensamiento, no pasarlos por alto, sino más bien tenerlos presentes a la luz de la conciencia.

Transforma las preguntas en afirmaciones.

Otra de las técnicas de la Gestalt con un valor altamente terapéutico, que pareciera sencilla, pero con una aplicación bastante prometedora. Esta técnica nos ayuda a declarar realidades internas y ponernos en acción para solventarlas.

Un ejemplo de cómo hacerlo sería:

¿Por qué hoy me siento tan mal? ?Hoy me siento mal, voy a hacer lo posible para cambiar esta sensación y que mañana sea un día mejor.

¿Por qué tengo la sensación de que mi pareja esta cada día más distante?Mi pareja esta distante, voy a preguntarle si hay algún problema.

Como vemos estas técnicas son tanto funcionales como originales, y de cierta manera nos invitan a tomar responsabilidad en nuestros actos y en nuestros sentimientos para favorecer nuestro crecimiento personal.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.