10 comportamientos extraños de un auténtico empático.

En una sociedad tan materialista como la nuestra, en donde lo que más importa son las posesiones de puedas tener, por medio de lo cual se te clasifica y categoriza sin importar si eres buena persona, agradable o colaboradora.

En un mundo lleno de marcas, sellos, etc., resulta increíble a veces encontrar personas que de verdad se puedan tener alguna conexión y calor humano hacia las demás personas, de una manera sincera, sin poses, ni esperando nada a cambio.

Existe un nombre para aquellas que logran establecer esa conexión con los demás, y es el de empáticos. Pero como todo, esta condición presenta dos puntos diferentes, puede ser tomada del lado positivo o del negativo.

La manera en que se manifieste en la persona dependerá en muchos casos de la fuerza que posea la persona para saber controlarse, ya que conectar con las personas, lo puede hacer excesivamente sensible ante cualquier estimulo.

Aprende a detectar a un empático.

Si en algún momento consiguen a alguien con las siguientes características, o con el siguiente accionar, podrás determinar claramente que se trata de una persona empática.

Toman energía de los demás.

Esto es algo que ellos o pueden controlar. Se adentrarán tanto en las emociones de la otra persona que cualquier emoción o sentimiento que esta exprese o que esté pasándole, automáticamente, la persona empática, la manifestara de vuelta. Si la otra persona llora, el llorara, si se enoja, el también, si alguien a su alrededor es del tipo de persona negativa y temerosa, irremediablemente, veras al empático hundirse junto con la otra persona.

Una capacidad intuitiva asombrosa.

En ocasiones pareciera que las personas empáticas, tuvieran alguna clase de habilidad especial que les permite saber cosas que los demás no. Los empáticos, desarrollan un grado de intuición, de verdad asombroso. Un empático puede saber cómo se siente una persona con tan solo mirarla. Su capacidad de percepción es bastante elevada.

Energéticamente son fáciles de drenar.

Sentir empatía hacia las demás personas e identificarse con los sentimientos que otros tienen, suele ser algo muy negativo, para el mismo empático, esto debido a que agotan toda su energía y fuerzas, acudiendo en favor de los demás, ayudando a enfrentar sus problemas y situaciones. Esto da como resultado que las personas empáticas experimenten una sensación de cansancio extremo todos los días, lo cual a la larga los deja a ellos mismos sin la fuerza suficiente para usar en ellos mismos.

Son un imán para las personas problemáticas.

Es como si las personas empáticas, tuvieran un cartel en el cuello que dice que ellos pueden ayudar. Esto puede ser verdad, pero resulta negativo ya que todo aquel que tenga un problema, se verá atraído hacia ellos, y con un mundo como el actual, podrás imaginar, cuantas personas no andan por la calle, con la necesidad de ayuda, desde un punto de vista emocional.

No se sienten cómodos entre mucha gente.

Las grandes cantidades de personas, les afectan muchísimo, debido a la continua afluencia de energías que ronda el ambiente. Recordemos que son capaces de sentir el estado de animo de las personas a su alrededor, por eso grandes multitudes resultan en una sobrecarga para los empáticos.

Su lugar de residencia es importante establecerlo.

Ya que los empáticos se pueden identificar con las emociones del mundo, requieren de un lugar para vivir, alejado de las zonas muy pobladas. Les gusta muchos los sitios donde no haya muchas personas, así la carga de emociones es mucho menor. Son adeptos a los paseos al aire libre, en contacto con la naturaleza, que les permita recargar sus propias energías.

Son muy sensibles.

Esto es una característica muy arraigada en las personas empáticas. No les gusta ver sufrir a las demás personas, ya que no solo los entienden, sino que también sufren en carne propia ese dolor que está pasando la persona, llegando incluso al punto de que esto le genera reacciones a nivel físico. Debido a esto las personas empáticas, deben evitar de ver programas de televisión violentos, que haya discusiones o peleas.

Pueden ver a través de las mentiras.

Puede que los empáticos tengan la capacidad de conectarse a nivel emocional con todos, sin distinción alguna, pero esto es algo que hacen con cierto nivel de conciencia y por eso no siempre lo harán, si detectan que la otra persona les está mintiendo. No sabrán como, pero son capaces de detectar cuando les están mintiendo.

Tienen la capacidad de curarte emocionalmente.

Su don de la compasión y el tiempo que le dedican a la otra persona para sanar sus problemas, hacen que terminen curando a los demás, desde un punto de vista emocional. Al final su mayor facultad es la de curar a las personas, ofreciéndoles un hombre donde llorar, escuchando sus problemas y cuidando de ellos. Pero no con todos lo hacen, ya que sería imposible sanarlos a todos, sin llegar a resentirme en algún momento, debido al agotamiento que esto conlleva. Por eso el empático sabe a quién sanar y a quien dejar que siga.

Ignoran sus propios problemas.

Son expertos en olvidarse de ellos mismos y en prestar más atención a los problemas de los demás. Sus problemas personales, pasan a segundo plano, permitiendo que los demás crezcan y se fortalezcan mientras ellos van cayendo poco a poco. En resumen, no le prestan atención a su propio bienestar.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.