Formas efectivas de bajar esos nervios antes de una entrevista de trabajo.

Cuando te estas preparando para presentarte a una entrevista de trabajo, es lo más normal sentir un poco de nervios ya que te preocupa lo que pueda pasar, tienes grandes expectativas sobre esa entrevista y de verdad anhelas salir triunfante de ese momento.

Sentir nervios, como decimos es normal y no tiene nada de malo. Tan solo es necesario que no se nos escape de las manos e interfiera con nuestra presentación cuando lleguemos a la entrevista por eso es necesario tomar algunos correctivos antes de presentarnos.

Si es nuestra primera entrevista nos encontramos ansiosos por demostrar que somos capaces de asumir las responsabilidades que el cargo al que estamos optando trae consigo, eso puede hacernos sentir ansiosos y tenernos con los nervios a flor de piel.

Si este es tu caso, te aconsejamos que sigas las siguientes recomendaciones de cómo ir despejando tu mente y relajando tu cuerpo poco a poco para que no te traicione el subconsciente producto de los mismos nervios, sigue leyendo y aprende a controlarte.

Consejos para relajarte antes de una entrevista.

  • Da un paseo.

Antes de asistir a la entrevista, tomate un tiempo para dar un paseo relajante, camina un poco, y aclara tu mente, no pienses en cómo será la entrevista, que te preguntaran, nada de eso. Olvídate por un momento de la entrevista y céntrate en sentir la brisa y admirar el paisaje mientras caminas. Al volver, ya si más calmado, podrás centrarte en tu meta y obtener el éxito.

  • Prepárate para cualquier cosa.

En las entrevistas puede suceder cualquier cosa y cualquier escenario es posible. Tal vez lleguen y te pregunten sobre algo para lo cual en el momento no te encuentres preparado, pero no te preocupes, estudia esas posibilidades y responde de manera ingeniosa, que demuestren tu capacidad de adaptabilidad. Confía en tu capacidad para improvisar.

  • Recompénsate después de la entrevista.

Para después de haber acudido a la entrevista y sin importar el resultado, felicítate por un trabajo bien hecho y date una recompensa. Esto te servirá de mucho en los instantes previos a la entrevista, ya que podrás concentrarte no en la misma sino en lo que te espera después.

  • Motívate.

No importa si jamás en la vida lo has hecho o si no eres muy buen coach motivacional, tan solo di para ti mismo las palabras que surjan de tu inspiración y que te ayuden a aumentar tu confianza. “Si puedo” o “Lo voy a lograr” son buenos ejemplos.

  • Escucha tu música favorita.

Sin importar que genero te guste, la música tiene la capacidad para relajarte cuando te encuentras en sintonía con ella. Crea una lista con tus canciones favoritas y escúchalas antes de llegar a la entrevista o mientras esperas.

  • Agradece la oportunidad.

Por medio de las entrevistas, también puedes ir ganando experiencia, aunque no lo parezca. Ganaras experiencia enfrentando a empleadores y para tui próxima entrevista te sentirás más seguro y confiado y poco a poco esos nervios te abandonaran. Acercándote cada vez más a la meta de obtener un trabajo.

  • No te ilusiones.

No intentes engañarte ni hacerte de falsas esperanzas en cuanto a ese trabajo. Ve con la actitud de que, si lo consigues, bien y si no, pues seguirás intentándolo. De esa manera podrás reducir la tensión y estarás más calmado al momento de la entrevista. Así podrás actuar de manera más natural y sencilla.

Estos algunos consejos que te podrán ayudar, si tienes algún otro consejo, no dudes en ponerlo en práctica y recuerda que pase lo que pase, al menos habrás hecho tu mejor esfuerzo y eso ya es una victoria personal.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.