Elimina el sarro, gingivitis y blanquea tus dientes con esta receta casera

Cuando hablamos de nuestros dientes, todos ponemos especial atención, pues nos gusta mostrar una dentadura saludable, hermosa y limpia. Es muy especial poder reír a carcajada limpia sin miedo a mostrar unos dientes amarillentos y descuidados; pues nuestros amigos son los primeros en notarlo.

Está claro, que tener unos dientes impecables, no siempre se logra tan fácilmente, ya que existen muchos factores que pueden enfermar nuestra dentadura, algunos de ellos son: gingivitis, sarro, caries, mala higiene bucal, factores hereditarios y visita al especialista de manera tardía. Lo recomendable es poner mucha atención en el cuidado que le prestamos a la boca.

Una correcta higiene bucal, eliminara bacterias y toxinas, haciendo que nuestros dientes y área bucal, se encuentre más fresca y saludable; en el mercado existen un sinfín de productos, todos especializados para el cuidado bucal, algunos muchos más efectivos que otros, pero todos dedicados a prevenir y cuidar los dientes. Ve el siguiente vídeo aquí.

También puedes probar con remedios caseros, son muy fáciles de elaborar, además son económicos y casi siempre los ingredientes con que se prepara están en casa. Más adelante te dejaremos una receta, con ella podrás blanquear tus dientes, solo debes ser constante en su aplicación.

Como blanquear tus dientes

Receta para blanquear los dientes

Ingredientes

Una (01) cucharada de bicarbonato de sodio.

½ cucharadita de sal.

½ taza de agua oxigenada.

Enjuague bucal antiséptico.

½ taza de agua tibia.

½ taza de agua fría.

Cepillo de dientes.

Hilo dental.

Una (01) taza.

Preparación

Mezclar: El bicarbonato de sodio junto con la sal, una vez que quede una pasta lo suficientemente consistente, se humedece el cepillo dental en el agua tibia y luego encima de la sustancia que preparamos. Cepillamos con delicadeza nuestros dientes y escupimos, este procedimiento se debe realizar por lo menos cinco minutos continuos.

Seguidamente, combinamos el agua oxigenada con el agua tibia para poder enjuagar nuestra boca por un minuto. Luego, volvemos a enjuagar con la media taza de agua fría.

Después, usamos nuestro hilo dental para remover el sarro amarillento que está pegado a nuestros dientes, se tiene que hacer con mucho cuidado para evitar lastimar o irritar las encías. Es recomendable entrelazar el hilo entre dos dientes para poder moverlo con facilidad.

Por último, debes utilizar el enjuague bucal antiséptico, así obtendrás mayores resultados para que tu boca esté más limpia y cuidada.

Recuerda, que no está demás, la aplicación de la correcta forma de cepillar nuestros dientes, esa que nos muestran nuestros padres, con la canción que dice; los dientes de arriba se cepillan hacia abajo, los dientes de abajo se cepillan hacia arriba y las muelitas debes limpiar, con un movimiento circular.

Además aplica cepillarte al levantarte y después de cada comida, no te olvides cepillar las paredes de la boca y lengua, el uso del hilo dental también es importante para eliminar el sarro, además debes visitar al odontólogo, por lo menos dos veces al año.

Si te pareció interesante este artículo, no olvides compartir.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.