Diez remedios caseros para la artritis

La artritis es una enfermedad degenerativa que afecta el sistema óseo, especialmente las articulaciones, ya que se inflaman y eso causa dolores crónicos y dificultad para moverse.

Esta enfermedad puede generarse por causa de artritis reumatoides y artrosis. En algunos casos puede ser hereditaria y puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente a partir de los 50 años.

Esta enfermedad inflama las articulaciones provocando dolor y en algunos casos llega a deformar la parte afectada. Generalmente se presenta en las manos y en los pies.

Lo cierto es que aún no hay una cura definitiva para esta enfermedad, pero no es bueno para la salud está consumiendo fármacos de por vida, por lo que te recomendamos usar medicina natural para tratar los síntomas de esta enfermedad. Mira el vídeo aquí.

Remedios naturales para tratar la artritis

Remedio 1: en una olla agrega 3 tazas de agua y ponlo a calentar, cuando empiece a hervir añade una cucharada de cúrcuma y retíralo de fuego. Después que repose por 10 minutos cuela la preparación y endúlzala con miel antes de beberla. Debes consumirla cuando sientas dolor.

Remedio 2: para aliviar los dolores necesitas remojar un puñado de semillas de alholva en un vaso con agua por toda la noche. A la mañana siguiente bébelo y aprovecha sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Remedio 3: calienta una taza de agua y luego agrega unas ramas de romero, deja que la infusión repose por 20 minutos, cuélala y bébela dos veces al día para aliviar el dolor gracias al ácido ursólico que reduce la inflamación de los cartílagos.

 Remedio 4: consume una cucharada de aceite de oliva en ayunas. Además puedes calentar un poco de este aceite y hacerte masajes en la zona adolorida, ya que actúa como antiinflamatorio.

Remedio 5: consuma 2 cucharadas de semillas de lino diariamente para combatir los dolores de las articulaciones. Cómelas crudas o añádelas a tu yogurt o sopa.

Remedio 6: mezcla una cucharada pequeña de canela en polvo con una cucharada de miel de abeja y consúmelo en ayunas, para que aproveches sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Remedio 7: calienta una taza de agua y cuando comience a hervir añade un trozo pequeño de raíz de jengibre, deja que se cocine por 15 minutos y luego apaga el fuego. Cuela la infusión y consúmela cuando sientas dolor.

Remedio 8: realiza una infusión con una taza de agua y un puñado de la planta cola de caballo. Deja que repose por 5 minutos y cuélala antes de beberla. Debe consumirla cuando sientas dolor en las articulaciones.

Remedio 9: en un vaso de agua añade jugo de naranja natural y dos cucharadas de aceite de ricino, mézclalo bien y bébelo en las mañanas, pero no abuses de su consumo ya que puede provocar diarrea.

Remedio 10: calienta agua en una olla y al hervir retírala del fuego. Luego viértela en otro recipiente y añade 2 tazas de sales de Epsom, deja que repose 15 minutos y aplica la preparación en la zona afectada en forma de compresas. Esto aliviara el dolor, la rigidez y bajara la infamación.

Prueba cualquiera de estos remedios y sentirás un alivio en tu cuerpo. Si te gustó el artículo compártelo.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.