9 remedios naturales para el vitíligo.

El vitíligo, conocido en el mundo medico como leucodermia y popularmente como jiricuao mal del pinto, es una enfermedad de la piel, más común de lo que crees, caracterizado por el desarrollo de manchas o parches claros sobre la piel.

Aun en estos tiempos de tantos avances, no se conoce a ciencia cierta la razón de esta afección que afecta a niños, jóvenes y ancianos por igual, sin distinción de raza o sexo, aunque al principio se creía que las personas de piel morena eran las más propensas a sufrirlo.

Por lo que se sabe, es un problema relacionado al desequilibrio que existe en la producción de melanina, generado por los melanocitos. Las manchas suelen aparecer con más frecuencia en la cara, el tórax, las manos, axilas e ingle.

Para ti ya sea que sufres de esta enfermedad o conozcas a alguien que lo sufra, te traemos algunos tratamientos naturales de los cuales te podrás servir para mantener a raya las manchas evitando que avancen a otras zonas del cuerpo.

Remedios caseros contra el vitíligo.

Toma nota de los siguientes remedios para tratar el vitíligo y que podrás preparar en la comodidad de tu casa. Pero si deseas puedes consultar a un especialista antes de proceder a prepararlos y aplicártelos.

Batido natural para el vitíligo.

Ingredientes:

  • 1/2 pepino.
  • 1 yogurt natural (125 gr).
  • Aloe vera.

Preparación:

Pica en trozos el pepino y colócalo en una licuadora junto con el yogurt y el gel aloe vera. Mezcla todo hasta que obtengas un batido homogéneo y procede a consumirlo en ayunas todos los días.

Emplasto de rábano y vinagre de manzana.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de semillas de rábano (40 gr).
  • Vinagre de manzana.

Preparación:

Deposita las semillas de rábano en un envase y añade el vinagre hasta que queden bien cubiertas por el líquido. Deberás dejar reposar toda la noche y al día siguiente proceder a pisar todas las semillas en un mortero, hasta obtener una pasta de ellas.

Esta pasta es la que vas a aplicar sobre las áreas donde tengas las manchas y dejaras que actué por un lapso de 2 horas sin cubrir. Pasado el tiempo, podrás retirar con agua tibia. Repite este proceso 3 veces a la semana. Asegúrate de tener la piel correctamente limpia y seca antes de aplicar la pasta.

Aceite de germen de trigo.

Ingredientes:

  • Aceite de germen de trigo.

Aplicación:

Toma una toalla suave o un trozo de algodón y mójalo con el aceite y procede a esparcirlo sobre las manchas. Luego de pasados 5 minutos, o cuando notes que ya el área se encuentra seca, podrás tapar la zona. No necesitas lavar o enjuagar. Este proceso lo repetirás todas las noches.

Licuado de polen de abeja y kiwi.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de polen de abeja (15 gr)
  • 1 kiwi.

Preparación:

Mezcla la cucharada de polen con el kiwi, pelado y cortado en la licuadora, hasta que haya quedado bien batido. Consúmelo todos los días antes del desayuno.

Cataplasma de albahaca y jugo de limón.

Consigue un puñado de hojas de albahaca y prepara con ellas una pasta junto con el zumo de limón. Lo podrás aplicar sobre las manchas en forma de cataplasma 3 veces al día (mañana, tarde y noche).

La albahaca actúa como un activador de la melanina mientras que el limón, borra las manchas de la piel. Si vas a salir a la calle, después de aplicado el remedio, no olvides enjuagarte bien.

Remedio de cascara de limón y alcohol.

Ingredientes:

  • Cascaras de 2 limones.
  • 1 taza de alcohol blanco.

Preparación:

Deja macerar las cascaras de limón con el alcohol por 3 días, tapado en un lugar fresco y oscuro. Una vez pase el tiempo necesario, toma un algodón moja en la mezcla y aplícalo sobre las manchas, deja que la luz del sol te dé un poco en las manchas con la preparación y luego de unos minutos procede a lavar con agua templada, repite el procedimiento todos los días o por lo mínimo 3 veces a la semana.

Arcilla roja y jengibre.

Si te es posible trata de conseguir esta arcilla roja, que es la más recomendada para este tratamiento ya que por su alto contenido de cobre, podría ayudar a repigmentar la piel.

Ingredientes:

  • Unas cucharadas de arcilla roja.
  • 1 cucharada de jengibre rallado (10gr).
  • Agua.

Preparación:

Procede a mezclar la arcilla junto con el jengibre y el agua hasta que hayas formado una pasta. Esta pasta es la que aplicaras sobre la piel en las áreas que desees. Deja que actué por unos minutos y luego retira con abundante agua templada. Repite cada dos días este procedimiento.

Raíz de mango macerada en alcohol.

Ingredientes:

  • 5 Cucharadas de raíz de mango (50 gr).
  • 2 tazas de alcohol (500 ml).

Preparación:

En un envase de vidrio, coloca la raíz de mango y el alcohol y deja macerar por 20 días, en un lugar oscuro. Luego de transcurrido el tiempo establecido, sácalo de donde lo tienes guardado y con un algodón empapado, aplícalo sobre las manchas. No te lo retiras con agua ni nada, deja que seque solo.

Pimienta negra y vitíligo.

Hasta los momentos el mejor remedio para curar el vitíligo es la pimienta negra, ya que esta especia tiene la propiedad de aumentar la producción de melanina en la piel.

Esto es gracias a la piperina, un compuesto de la pimienta que estimula la formación en la piel de melanocitos.

Es posible hallar cremas con la pimienta como ingrediente, pero también lo podemos preparar en casa.

Ingredientes:

  • ¼ taza de pimienta negra en grano.
  • 1 taza de aceite de oliva.

Preparación:

En primer lugar, calienta el aceite a fuego norma y estando caliente añade la pimienta. Continúa cocinando por 5 minutos más. Una vez terminado el tiempo, retira del fuego, deja que se enfrié y con un colador, filtra el líquido en un frasco de vidrio.

Todos los días tomaras un poco y con un algodón, lo aplicaras por todas las zonas afectadas.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.