6 dietas que ayudan a cuidar tu salud hepática.

¿Alguna vez has pensado en tu cuerpo como un todo?, del cual debes preservar todas y cada una de sus partes y prevenir que desde el órgano más pequeño al más grande funcione y cumplan sus funciones de manera eficaz.

¿Has pensado alguna vez que tal vez tus hábitos alimenticios pueden estar afectando a tu hígado? El cual es uno de los órganos más grandes del cuerpo humano y que se encarga de ayudar en el proceso de digestión, almacén de energía y depurador del organismo.

La salud de tu equipo, por lo tanto, repercute en muchos aspectos, de manera directa e indirecta y es aquí donde entra la importancia de cuidar de ese órgano tan importante y el primer lugar para empezar es en nuestro propio hogar.

Si estas interesado en saber cómo puedes lograr esto, sigue leyendo y podrás conocer las dietas que recomendamos para una buena salud de tu hígado. Acotamos que la consulta con el medico es muy necesaria antes de realizar cualquier en tu dieta.

dieta para el hígado graso

¿Cómo cuidar la salud de tu hígado?

Por lo general no prestamos atención al importante trabajo que cumple el hígado dentro del proceso digestivo y es irónico que sean a la vez las enfermedades de este órgano estén cada vez más extendidas.

De acuerdo la Canadian Liver Society, en un futuro no muy lejano, en cada Canadá uno de cada cuatro personas padecerá una enfermedad hepática, como por ejemplo hígado graso no alcohólico. Por otro lado, el índice de mortalidad por cáncer de hígado, ha venido aumentando 3% cada año desde el 2000.

La American Cáncer Society, divulgo una cifra de 600.000 decesos a nivel mundial cada año, a causa del cáncer de hígado. Frente a estos datos debemos considerar muy seriamente en mejorar nuestros hábitos de alimentación de manera que podamos defender nuestra salud cuidando nuestro cuerpo, en este caso, nuestro hígado. Veamos cómo podemos hacer esto, por medio de estas dietas.

Dieta mediterránea.

Esta dieta es la mejor y más completa de todas las opciones que se pueden considerar para cuidar de nuestro hígado. Esta dieta está basada en un consumo diario de verduras y frutas, grasas “buenas” como el aceite de oliva, cereales y lácteos.

Adicional debes sumar a esto el consumo de pescado y carnes rojas, estas últimas de forma más moderada, lo que permite ayudar a obtener minerales y vitaminas esenciales para nuestro cuerpo. Tu hígado te lo agradecerá ya que el necesita de esas vitaminas para metabolizar las grasas, así como también la vitamina C, esencial para proteger las células hepática de las toxinas.

Te aconsejamos los cereales de granos enteros e integrales, por su aporte de fibra, recuerda que este elemento es de vital importancia para mejorar la digestión y estimular la producción de bilis. De esta manera esta evitando los cálculos biliares y la acumulación de colesterol.

Dieta macrobiótica.

En esta dieta la ingesta principal de cereales integrales, seguidamente las frutas y verduras y las legumbres. Con una buena planeación y organización, esta dieta puede cubrir fácilmente los requerimientos nutricionales que tu hígado necesita para trabajar de manera eficiente. Consulta con tu médico para que te oriente al respecto.

Dieta de personas con hígado graso.

En esta dieta lo primordial es regular el consumo de carnes rojas para no maltratar a tu hígado. Las comidas con un alto contenido calórico, deben ser reducidas para evitar seguir acumulando más grasa en el hígado. En cambio, se hace necesario la ingesta de fibra para fomentar la producción de bilis.

Dieta para personas con cirrosis.

Es mucho lo que ganas si detienes el consumo de alcohol para dejar de lastimar a tu hígado, en los casos como estos, cuando ya se tiene un daño por cirrosis. Además, debes moderar el consumo tanto de proteínas como de sal. Ya que cada cuerpo es único y tiene necesidades únicas, consulta a tu médico para que elabore un menú basado en esas necesidades nutricionales que tu requieras.

Dieta si padeces hemacromatosis.

Esta enfermedad se presenta cuando hay una acumulación mayor a la normal en el hígado de hierro. En estos casos se suele retirar de la dieta alimentos como el hígado, la morcilla, acelgas y espinacas, mariscos y frutos secos, etc.

Dieta si padeces hepatitis C.

Este virus ataca directamente al hígado afectando su funcionamiento, obligando que se hagan cambios en la alimentación que lleven a reducir el consumo de hierro y de sal.

Adicionalmente, mencionaremos dos alimentos que, por sus características propias, merecen ser incluidas en cualquier dieta.

Café.

Estudios recientes han demostrado que beber café de manera controlada, es capaz de disminuir el riesgo de padecer una enfermedad hepática. El Journal of Clinical Gastroenterology, publico en el 2014 una investigación que afirmaba que el café ayuda a disminuir la grasa en el hígado a la vez que aporta antioxidantes. Así como también pareciera que el café posee propiedades capaces de eliminar las sustancias que generan el cáncer.

Pescado graso.

Otro alimento que sin dudas puede ayudar a tu salud hepática, es el pescado graso, al igual que los suplementos de aceite de pescado. Según otro estudio publicado en el World Journal of Gastroenterology, su consumo ayuda a la prevención de enfermedades del hígado.

Los pescados grasos como el salmón o el arenque, contienen una gran concentración de ácidos grasos Omega 3, los cuales favorecen la reducción de la inflamación y evitan la acumulación de grasa en el hígado.

Y, para terminar, los siguientes son alimentos o bebidas que sería bueno evitar o regular su ingesta para cuidar de la salud de tu hígado:

  • Alcohol.
  • Alimentos ricos en azucares, grasas y sal.

La clave para preservar la salud de tu hígado es mantener un equilibrio en tus hábitos de alimentación, que tu organismo sea capaz de recibir los nutrientes necesarios sin recurrir a excesos.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.