10 maneras de comer postres y no subir de peso descontroladamente

Autor: Dra.Bonilla Fecha: marzo 17, 2021

Estos son los mejores consejos para que puedas comer tus postres o dulces que te provocan pero sin causar un impacto en la dieta o peso.

Muchas son las personas a quienes les encanta comer dulces pero ¿A quién no le gusta darse un buen gusto y matar un antojo al comerse un postre? Sea del postre que sea, los postres siempre se ha dicho que nos engordan.

Cuando tenemos una dieta que debemos cumplir estrictamente y sobretodo es para perder peso, puede suceder que haya muchas personas quienes tengan que olvidarse por completo de comer dulces y es que nos resulta imposible comerlos, o al menos es lo que creemos.

Quizá si eres fanático del dulce pero estás haciendo un régimen para perder peso te preguntes siempre cómo es posible comer postres sin que estos nos engorden y la verdad es que hay muchas maneras de lograrlo.

Hoy queremos ayudarte a que sigas comiendo postres y que estos no tengan ese efecto de ganar peso en ti, así que te invitamos a que nos acompañes en este post para que sepas el secreto de comer postre sin engordar.

Comer postres sin culpa

comer

La mayoría de las personas suelen preocuparse por el peso y es que sí, resulta imposible no hacerlo puesto a  que el aumento de peso se nota en nuestro cuerpo y por supuesto incluso en nuestra salud.

A largo plazo, la salud es una de las cuales se ve mayormente afectada por el exceso de kilos por eso es que debemos ser cuidadosos con lo que comemos en nuestro día a día incluso con los postres, pero esto no quiere decir que debamos dejarlos de lado para siempre.

Muchas personas si han dejado de comer postres cuando hacen dietas pero es porque se tiene la idea de que los postres nos hacen ganar peso y aunque si lo hacen por las harinas y azúcares en exceso que contienen, hay maneras de que estos no tengan tal impacto en tus kilos.

Si tu debilidad son los dulces y no quieres que te engorden, pon en práctica estos consejos:

Usa ingredientes alternativos: En vez de emplear los ingredientes comunes a la hora de preparar un postre en casa, es decir, si debes usar harina de trigo procura emplear la integral o en vez de utilizar azúcar emplea miel o algún otro edulcorante que sea más bajo en calorías pero si es azúcar obligatoriamente, reduce la cantidad.

Solo una vez a la semana: Los postres a diario sí que van a tener ese impacto en ti de que vas a ganar sus buenos kilitos de más y es que tienden a aumentar más aun el volumen de tu vientre pero si los consumes solamente una vez a la semana para saciar tu antojo, siempre y cuando hayas sido juicioso con tu alimentación saludable los días anteriores.

Levantar pesas: Si ejercitas de esta manera por las mañanas esto ayuda a que los niveles de azúcar estén estables después de haber comido dulces, incluso pueden llegar a reducirla hasta un 15% y es que lo que sucede es que la glucosa consumida llegará a los músculos para darles energía.

Elegir versiones saludables: Hay recetas incluso muy comunes y que existen en versiones saludables, opta por estas ya que te ayudarán a saciar tu antojo de dulces y además muchas de ellas aportan nutrientes ya que muchas incorporan frutas y elementos bajos en grasas y demás que son nutritivos y que poco te engordarán.

Reduce las porciones: Acá también está el truco y es que no es lo mismo que comerte un trozo gigante de pastel que solamente comerte uno pequeño, la diferencia está en las calorías y entre más calorías comas, más peso ganarás, así que porciones pequeñas mejor.

Consume verduras: No a manera de postre claro está, sino que debes incluirlas en tu dieta y mejor aún si las comes justo antes del postre porque estas aportan fibras y enzimas que ayudarán a la digestión pero además esto ayuda a que la insulina no aumente, además las verduras te harán sentir lleno y no comerás demasiados dulces.

Nada de barras de granola: Por más saludables que parezcan estas contienen azúcar en grandes dosis y demás químicos, lo que te recomendamos es que si te gustan, las prepares en casa para que las hagas lo más natural que se pueda y con ingredientes más saludables.

Meriendas saludables: Si tienes un antojo de dulce, nada mejor que una porción de fruta, cualquiera que te guste, además estas aportan entre 100 y 150 calorías y aportan nutrientes por lo que serán siempre la mejor opción de postre y como contienen fibra te mantendrán saciado por más tiempo.

Realizar actividad física: Si lo de las pesas no es lo tuyo, entonces haz otro tipo de ejercicios, el movimiento es importante y si lo complementas con una buena alimentación verás grandes resultados y cada órgano funcionara adecuadamente. Puedes  probar con bailar, correr, trotar, montar en bicicleta, saltar la cuerda o incluso nadar.

Solo come postres en ocasiones especiales: Como te dijimos, las frutas son las mejores opciones de postres en una dieta saludable por lo que bien puedes limitarte a comer postres solamente en ocasiones especiales como cumpleaños, y por supuesto come porciones moderadas.

Esperamos que estos consejos hayan sido de tu ayuda y que los tengas en cuenta para que pierdas peso pronto aun comiendo dulces.

Revista Digital