REMEDIOS Y CONSEJOS

15 consejos para perder peso después del embarazo

Después del embarazo, una etapa hermosa, quedan algunos kilos demás por eso te diremos algunos consejos para perder peso.

Estar embarazadas es una de las etapas más lindas para muchas mujeres y es justo por esto que vemos como muchas de ellas se dedican a amar su cuerpo durante el embarazo, pero no es un secreto que un embarazo nos hace subir de peso.

Muchas mujeres luego de haber dado a luz tienen una etapa en la que quieren perder peso ya que durante el embarazo han ganado uno que otro kilito y esto puede resultar incómodo y hasta convertirse en un complejo para la madre.

Tenemos una amplia diversidad de alternativas que pueden funcionar para perder peso pero cuando se acaba de dar a luz debemos ser un poco más cuidadosas porque el cuerpo ha pasado por diversidad de cambios y después del parto continúan.

Hoy para que tui logres perder peso y por supuesto todo regrese a la normalidad, hoy te estaremos invitando a que descubras algunos consejos que podrán serte de mucha ayuda para que logres perder peso.

Pierde peso después del embarazo sin comprometer tu salud ni la nutrición de tu bebé

embarazo

Después de haber dado a luz puede que hayas notado ciertos cambios en tu cuerpo, todo se ha ensanchado un poco más y esto puede que te haya dejado con unos kilitos extra que no gustan a muchas a decir verdad.

Si bien tenemos una amplia cantidad de soluciones que pueden sernos de ayuda para perder peso, no todas estas pueden ser empleadas por las mujeres que acaban de dar a luz y esto se debe a que el cuerpo de ellas es un tanto más diferente.

Dicho esto, algunos de los consejos a tomar en cuenta si acabas de tener a tu bebé, son los siguientes:

Evita las dietas restrictivas: Hacer dieta está bien pero algunas son demasiado restrictivas y es un error ya que recuerda que acabas de dar a luz y lo que tu cuerpo necesita son nutrientes, más aún si están amamantando, si restringes tu alimentación te sentirás más cansada.

Consume alimentos ricos en fibra: Estos te ayudan a sentirte mucho más saciada y ayudarán a que pierdas peso, las mejores opciones son las verduras y los cereales que mejorarán tu digestión.

Incluye proteína: Estas estimulan el metabolismo y te reducen el apetito ya que además te sentirás saciada más tiempo. Consume carnes magras, pescado bajo en mercurio, legumbres, huevos, nueces, leche y semillas.

Consume bocadillos saludables: Si estás tentada a comerte algo, puedes optar por bocadillos más saludables como por ejemplo unas palomitas de maíz, unos chips de remolacha, preparar plátano al horno o bien una porción de yogurt griego con frutas.

Evita el azúcar y los carbohidratos refinados: Las mermeladas, bebidas azucaradas, dulces para untar, galletas y pasteles tienen demasiadas calorías, y a largo plazo pueden traer enfermedades y deterioro cognitivo. Es mejor que te fijes en las etiquetas la cantidad de azúcar que tienen.

Mueve tu cuerpo: La actividad física es esencial para perder peso así que no te quedes sentada, claro está que no debes exigirte demasiado porque recuerda que acabas de dar a luz y no puedes esforzarte de más.

Bebe agua: La ingesta de agua es esencial para la hidratación del cuerpo además, aumenta la saciedad y estimulará el metabolismo. Consume al menos 8 vasos de 250 ml al día, puedes emplearlo para sustituir las bebidas de otro tipo.

Duerme lo suficiente: Puede que como tu bebé está pequeño no puedas dormir mucho porque requiere cuidados y esto te mantiene despierta más tiempo y tienes más hambre, así que procura dormir más, te sentirás con más energía y tendrás menos hambre.

Controla la ingesta de calorías: Hacer un conteo de calorías es esencial y te ayudará a perder peso, haz un plan de alimentación procurando que la cantidad sea adecuada para estar saludable y por supuesto que sean platos que te otorguen energía.

Evita los alimentos procesados: Esto quiere decir que le digas que no a la comida rápida y es que estos alimentos no te favorecen en nada, además es importante que evites los alimentos envasados, comidas ya preparadas y demás.

También te puede interesar: Descubre cuál es la hormona que te engorda y te aleja del embarazo

Reduce el consumo de alcohol: Estas bebidas no hacen más que hacer que la pérdida de peso sea menor haciendo que se almacene grasa alrededor de tus órganos. Lo mejor es beber algo bajo en azúcar o un agua con gas.

Prioriza la lactancia materna: Además de ser bueno para la salud de tu bebé aportándole nutrientes para combatir bacterias y virus, es también buena para que tu como madre evites enfermedades como diabetes tipo 2, cáncer de mama y ovario y la hipertensión arterial.

No se compare con otras mamás: Cada cuerpo es diferente por lo que usted puede tomar más tiempo para perder peso que otras madres, solamente contemple hábitos saludables y verá la diferencia.

Busque ayuda: Un bebé en casa puede ser abrumador para la madre y muchas pueden llegar a presentar depresión por la sobrecarga de estrés. Pida ayuda a su pareja y a las personas cercanas para que le ayuden un poco mientras usted tiene algo de tiempo.

Consulta con un especialista: Si después de seguir todos estos pasos y cambiar tu estilo de vida no logras perder peso, entonces acude a un especialista profesional para que te ayude a mejorar.

Esperamos que estos consejos hayan sido de tu ayuda.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!