MUJER

Cinco claves para afrontar el síndrome del nido vacío

Te hablaremos sobre el síndrome del nido vacío y de cómo afrontar esta etapa tanto bonita como desabrida de la vida de los padres.

No hay nada más importante que nuestros hijos, desde que nacen los hemos acompañado por todo lo que conlleva su desarrollo físico, espiritual y mental, además de acompañarlos en todo momento.

Experimentamos sus triunfos y fracasos, conocemos cada una de sus cualidades, temores, defectos y virtudes, nos convertimos en sus confidentes en el cual pueden apoyarse y sentirse mejor en un momento de debilidad.

Una de las etapas que tiene un fuerte impacto en todos los seres humanos, es la adolescencia, ya que aparecen nuevas distracciones y curiosidades, sin darnos cuenta nuestros pequeños son todos unos adultos.

En la etapa de adultez, no solo los hijos experimentan sentimientos fuertes, los padres también pasan momentos difíciles, donde no comprenden sus emociones, sobre todo si llego la hora de que sus hijos abandones los hogares, considerado un síndrome que afecta a la mayoría de las familias.

Cinco claves para afrontar el síndrome del nido vacío

El síndrome del nido vacío, es una experiencia, sentimiento y periodo de vida en la que los padres experimentan una fuerte depresión y tristeza cuando los hijos abandonan el hogar, esto puede generar un completo estado de inestabilidad y soledad

Investigaciones concluyen que este síndrome es un trastorno clínico que se puede diagnosticar y que las mujeres son más propensas en padecer dificultades al enfrentar esta situación, muchas veces esta condición puede afectar la independencia y autodeterminación de los hijos.

¿Cómo afrontar el síndrome del nido vacío?

Mantén el contacto: Mediante dispositivos electrónicos e internet, es posible que estemos en contacto con nuestros hijos, ya que existen redes sociales y aplicaciones que nos permiten realizar videollamadas estando en distancia.

Establece una rutina: Este punto no habla que todos los integrantes de la familia deben tener un compromiso periódico de llamadas, esto quiere decir que deben mantener el contacto diariamente, este tipo de rutinas se logra programando el tiempo y haciendo que concuerden los horarios de cada uno.

Busca nuevos retos: Encuentra nuevas metas, objetivos y retos, se sabe que criar a un hijo  es un aprendizaje y compromiso de vida, sin embargo te puedes enfrentar a nuevos desafíos, por ejemplo: terminar de estudiar un idioma que te gusta o aprender a tocar un instrumento.

Ocupa tu tiempo: Cuando tenemos hijos estos ocupan la mayoría de de nuestro tiempo, ya que nos ocupamos de cuidarlos diariamente, esto se vuelve una rutina diaria. Cuando estos abandonan el hogar, los padres suelen tener crisis depresivas, encuentra nuevos hobbies y mantén tu mente ocupada.

Vuelve a disfrutar de la vida en pareja: Al momento que los hijos se van del hogar, puedes tener la oportunidad de relacionarte nuevamente con tu pareja, revivir el amor y la pasión, que antes  no podían disfrutar a tiempo completo por el cuidado de los niños. Disfruten su tiempo libre, salgan y hagan cosas divertidas.

Cuando los niños dejan el hogar, los deberes como padres serán los mismos, el cuidado la protección el afecto. Debemos apoyarlos cuando lo necesiten.

Recuerda compartir esta publicación.

Etiquetas

MC

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar