6 cosas que NUNCA le debes decir a tu esposa si es ama de casa!

Estas son las 6 cosas o frases que no debes decirle a tu esposa bajo ninguna circunstancia si se dedica a ser ama de casa

Las palabras y acciones pueden lastimar y herir a una persona más que un golpe, y más cuando se tratan de nuestros seres queridos. si queremos hacer una sugerencia debemos elegir las palabras y la manera de decirlas, ya que lo que decimos no puede recogerse tan fácil, como los papeles que tiramos a la basura.

Las madres tienen la capacidad de aprender tan rápido, que pueden desempeñar cualquier profesión, no te has dado cuenta que tu mama que de repente se rompe tu lámpara favorita y tan veloz como una flecha, ella lo acomoda sin ni siquiera ver tutoriales en youtube, o cuando te lastimas, enseguida llega con un kit de primeros auxilios para curarte, entre otras.

Lo cierto es que las madres o esposas, son un pilar fundamental para poder realizar todos nuestros objetivos de vida. La mayoría de esta mujeres, a pesar de tener una profesión y laborar, son las encargadas de los  quehaceres del hogar, es decir que limpian, cocinan, cuidan a los niños, planchan, lavan, etc. Lo más difícil de esta situación es cuando inician las discusiones y peleas, ya que la parte masculina de la relación, solo quiere aportar de manera económica, sin ayudar en lo mas mínimo en las tareas de la casa.

En estas ocasiones, existen palabras o frases que no pueden olvidarse fácilmente, a pesar de ser mujeres fuertes,  las cosas que nos dicen nos lastiman y quedan marcadas en nuestro corazón por mucho tiempo. Por eso en la siguiente publicación mencionaremos las frases que no debes decir, si quieres tener una mejor relación con tu esposa, te recomiendo que las anotes y recuerdes muy bien.

Las frases que no debes mencionar si tu esposa es ama de casa

“¡Solo estás conmigo por mi dinero!”: Los hombres están acostumbrados a tener todo ordenado y preparado, debes apreciar si tu esposa se queda en casa, atiendo lo que esta conlleva, reconoce su esfuerzo y no la humilles.

“Te pagaré mensualmente”: Tu esposa no es una empleada, es la madre de tus hijos y tu pareja, ofrecerle dinero es algo que la hará sentir avergonzada.

“¿Cuánto ayuda para mantener a esta familia?”: No recurras a frases hirientes, si, quizás ella no colabora económicamente, pero mantiene todo impecable y listo en casa, solo lo tomaras en cuenta, cuando no lo haga más y te haga falta.

“No tengo que explicarte nada, el dinero lo gano yo”: Solo porque tú ganas dinero y tu esposa no, no te da el derecho de imponer o tomar decisiones, los dos deben hablar de los problemas y llegar a una determinación.

“Pídeme permiso para comprar algo”: evita por todos los medios esta oración, es muy humillante e hiriente, haces sentir a tu esposa como una don nadie una empleada que trabaja para tener la casa en orden.

“Mientras yo aporte el dinero, yo tomo las decisiones:” Tu esposa no es inferior a ti, por no aportar dinero, en algún momento ella trabajo como tú, entonces recuerda, que las decisiones se toman en pareja.

Si te gusto esta publicación, no olvides compartirla.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.