Un pescador se para en una gasolinera por una bebida y gana un millón de dólares en la lotería en EE.UU.

Autor: MC Fecha: octubre 16, 2019

Déjate asombrar por esta historia real en la que un pescador se detuvo en una gasolinera por una bebida y sin saber gana un millón de dolares

La suerte es un evento fortuito o casual que llega cuando uno menos espera, son muchos los que desean tener la suerte de ganar la lotería, pegar ese premio gordo de algún casino o simplemente conseguir esa relación con ese chico especial que tanto hemos estado buscando. Pero no es tan fácil.

Pues la suerte no es algo que podamos comprar o adquirir en una farmacia, tienda o kiosco, para qué pase deben estar alineados una cantidad de acontecimientos que muchos llaman cuestiones de la vida. Para otros la suerte es algo más trabajado y estudiado, puede ser por una de las doctrinas religiosas o mística.

Pero también hay para los que la suerte no existe, ellos piensan que es algo efímero y no suelen creer en algo que no es tangible o palpable. Lo que sí es real, es que cuando la misma toca a la puerta de alguien suele traer grandes beneficios y recompensas, tal vez por algo bueno que realizaron o simplemente porque les toca.

Más adelante podrás leer el caso de un capitán que llegando a puerto se paró en una gasolinera a tomar algo y de repente decidió comprar un boleto de lotería, algo como un presentimiento de que ese día ganaría un poco de dinero extra. Su gran sorpresa fue que al raspar el ticket el premio que salió era nada más y nada menos que la suma de un millón de dólares.

No importa el sitio la fortuna siempre llega

El capitán de un barco pesquero Austin Eubank, se convirtió en millonario por mera casualidad la semana pasada, al detenerse en una gasolinera a tomar algo decidió también comprar un ticket de lotería.  ‘Mega Cash’ en Wilmington (EE.UU.). Según WECTnews. El hombre no acostumbra a jugar pero tuvo un presentimiento y compro el boleto.

Eubank dijo que no quiso dejar pasar ese “sentimiento de suerte”, por tal motivo al subir a su vehículo raspo rápidamente el ticket. Al principio pensó que era un premio pequeño, pero luego se dio cuenta que era la suma de un millón de dólares

Inmediatamente corrió a llamar a su esposa para comunicarle la noticia.

Al día siguiente se dirigió a cobrar su premio optando por la mitad de la suma, en vez de una anualidad de 50.000 dólares anuales durante un periodo de 20 años. Recibiendo unos 424.506 dólares después de las deducciones de los impuestos.

“Creo que vamos a mantener todo igual, pero tal vez solo vivamos un poco más cómodamente, realmente no queremos cambiar mucho”, informo en la entrevista, afirmando que no tiene propósitos reales para el premio.

Recuerda que a pesar de que la suerte sea un evento fortuito e impredecible, también te puede tocar a ti.

No te olvides compartir esta publicación con familiares y amigos.

Revista Digital