vuelo

Descubrieron que eran los únicos pasajeros a bordo e hicieron del pasillo una pista de baile

Autor: MC Fecha: octubre 29, 2019

Cómo te comportarías si descubrieras que en el vuelo que tomaste a tu destino favorito solo tu y tu pareja compraron pasajes y van solos en el avión.

La vida es tan extraña e inentendible que muchas veces nos entrega un sinfín de acontecimientos que no podemos entender, algunos de ellos son muy especiales y particulares llenando la vida de sorpresas y maravillas que todos desearíamos tener a cada instante, pues conseguir un toque de suerte es tan imprevisto.

Pero no es imposible, todos tenemos la posibilidad de que en nuestro camino por la vida, podamos encontrarnos con esos toques de locuras donde inexplicablemente alcanzamos objetivos que no teníamos planificados y muchas veces ni siquiera pensados ni establecidos en nuestra lista de prioridades.

De vez en cuando suceden, y con que tan solo nos pase por lo menos una vez cada seis meses tenemos para conversar durante varios años. Pues la suerte es un evento fortuito y afortunado, ninguna persona puede salir a recogerla, pero todos deseamos que llegue y colme nuestra vida de felicidad.

Tal es el caso de esta pareja que se dedicaba a recorrer el mundo, pues un día  Carrie y Kyle decidieron viajar a Malasia, encontrándose con una agradable sorpresa al llegar al aeropuerto, la suerte les había sonreído y eran los únicos pasajeros del vuelo. Pudieron disfrutar de una estadía VIP sin tener que cancelar ni un solo dólar.

Cuestión de suerte: Vuelo privado

vuelo

Sin niños llorando, sin hileras en el pasillo, sin pobladores molestos.

Una pareja procedente de Yorkshire del Norte, una comarca ubicado al norte de Inglaterra. Se dedicaban a recorrer el mundo, cuando de repente como a todos los viajeros, les pasó alto increíble de creer: Carrie Fisher y Kyle McNicol abordaron un vuelo en el que eran los únicos pasajeros.

No tuvieron que pagar la suma de un vuelo privado y pudieron disfrutar de ser los únicos a bordo del vuelo de la aerolínea Firefly que partió de Krabi (Tailandia) a Penang (Malasia), el pasado 2 de septiembre.

Ambos informaron, que todo comenzó cuando registraron su equipaje y el personal de la aerolínea les dijo que tendrían un “día especial”.

Cuando confirmaban los pasaportes les dijeron entre risas “sólo ustedes dos”.

Pero ambos solo se dieron cuenta que realmente eran ellos dos los que tomarían el vuelo, al subir al carro que los trasportaba hacia el avión.

Fabuloso al entrar al avión no tuvieron que esperar para llegar a sus asientos, ni soportar llantos incomodos de niños y mucho menos tener que saludar a los vecinos que también están dentro del vuelo.

La aerolínea les dijo que eran libres de utilizar los asientos que quisieran, inclusive cambiar de puestos tantas veces como quisieran durante el vuelo. Solo les advirtieron que no brincaran, pero nadie dijo que estaba prohibido hacer el baile del gusano:

Carrie le informo a The Daily Mail que Kyle obtuvo algunas maltratos en su rostro como resultado de su celebración en el pasillo:

“(…) pasamos el tiempo cambiando de asientos y Kyle ha añadido lesiones a su rostro por hacer el gusano”.

¿El gusano?

“Para aquellos que no lo conozcan, él básicamente se desliza a través del suelo con su trasero en el aire”.

Al llegar a Penang, el personal del aeropuerto también los recibió con risas:

“Al bajarnos del avión en Penang el personal en tierra empezó a reírse de nosotros también, y otra chica nos acompañó a inmigración, donde de nuevo todos se rieron y nos preguntaron sobre nuestro vuelo solitario”.

Aparentemente esto le quedó gustando mucho a Carrie:

“Sintiéndome como alguien VIP, me impresionó que nadie reclamara nuestras dos solitarias maletas del carrusel por nosotros. Kyle tendrá que tener suerte ahora que he probado la buena vida”.

Tranquilízate, Carrie.

Revista Digital