5 anécdotas de Albert Einstein con una dosis de humor solo para inteligentes.

El mundo ha tenido el privilegio de contar con personas con una capacidad analítica y de compresión de las cosas del universo y de la vida misma, que a esas personas no dudamos en llamarlas genios o grandes pensadores debido a sus capacidades.

Capacidades que han logrado que en la actualidad podamos nosotros que tal vez no tengamos semejantes habilidades, entender un poco mejor el mundo y las diferentes expresiones que este tiene junto con las lecciones que la naturaleza y la vida misma nos entrega.

Dentro de este grupo de personas se encuentra Albert Einstein, personaje de origen judío nacido en Alemania y que fue nacionalizado, suizo, estadounidense y austriaco y que fue mundialmente conocido por la formulación de la teoría de la relatividad general.

Esta teoría marco un punto desde el cual la gravedad se comenzó a ver de otra manera, muy distinta a la que se conocía antes de haber aparecido esa teoría, trayendo gran fama y renombre a este prominente físico.

Anécdotas más divertidas de Albert Einstein.

A pesar de ser el físico más conocido, nunca perdió su chispa de humor y a lo largo de su vida, hubo momentos de gran alegría y diversión, y aquí te dejamos algunos de esos muchos episodios.

Un periodista le pregunto a Einstein:

– “¿Me puede Ud. Explicar la Ley de la Relatividad?”

Y Einstein le contesto:

– “¿Me puede Ud. Explicar cómo se fríe un huevo?”

El periodista lo miro extrañado y le contesta:

– “Pues, sí, sí que puedo”.

A lo cual Einstein replico:

– “Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sarten, ni el aceite, ni el fuego”.

Albert Einstein.
Albert Einstein.

Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le pregunto qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios. Einstein respondió:

– “Si mis teorías hubieran sido falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos que un científico alemán y los alemanes que era un astrónomo judío”.

En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein y ella le sugirió lo siguiente:

– “Que dice profesor, ¿deberíamos casarnos y tener un hijo juntos? ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia”?

Einstein muy seriamente le respondió:

– “Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia”.

Se cuenta que, en otra reunión social, Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dijo a Chaplin:

– “Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira”.

A lo que Chaplin respondió:

– “Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende”.

Y, para terminar, el chiste favorito de Einstein y que relataba en sus reuniones con políticos y otras personalidades del mundo de la ciencia.

Se cuenta que, en los años 20, cuando Albert Einstein, empezaba a proyectarse en el mundo gracias a su Teoría de la Relatividad, con frecuencia era invitado a dictar conferencias en las universidades.

No le gustaba conducir, pero aceptaba que el coche era muy conveniente y cómodo para desplazarse así que decidió contratar un chofer. Luego de varios días de viaje, Einstein le comento a su chofer lo aburrido que se sentía, debido a lo rutinario de su labor.

– “Si quiere –le dijo el chofer- lo puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra”.

Einstein estuvo de acuerdo y antes de llegar al próximo lugar donde se llevaría a cabo la conferencia, se intercambiaron las ropas. Al llegar a la sala, donde haría el evento, y como ninguno de los académicos conocía a Einstein, no se logró descubrir la farsa. El chofer expuso como si hubiera sido el mismo, el creador de la teoría.

Al final uno de los profesores presente en la audiencia, le formulo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cómo contestar, pero rápidamente obtuvo una inspiración y contesto:

– “La pregunta que me hace es tan sencilla que dejare que se la responda la persona que se encuentra al final de la sala, que es mi chofer”.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.