El hombre que casi muere por su cubrecama: así fue resuelto este misterio médico

Quizás te pasa lo mismo que le paso a este hombre y no tienes idea como a él en su momento y todo gira entorno a el misterio en un cubrecama.

Las enfermedades algunas veces pueden ser muy fáciles de diagnosticar, mientras que hay algunas otras que tienen un diagnóstico bastante difícil de hallar y otros incluso pueden ser imposibles de diagnosticar ya que no son comunes.

Si bien sean fáciles o difíciles de diagnosticar, las enfermedades afectan nuestra salud y lo que nosotros debemos hacer es buscar la manera de superarlas y si es necesario debemos buscar la ayuda de los especialistas en salud.

Aun cuando los especialistas en salud se supone que deberían saber de todo tipo de enfermedades hay algunas veces en las que encontrar el diagnóstico perfecto puede ser un largo camino pero siempre se puede.

Hoy nosotros te hablaremos de uno de los sucesos que estaba en la palestra de los noticieros de salud al ser bastante impresionante, y hoy te daremos los detalles de cómo fue que se resolvió este misterio médico.

El misterio se resuelve

Seguramente escuchaste la historia de un hombre quien estaba al borde de la muerte por una enfermedad que no se había diagnosticado aun, pero para su fortuna, los médicos hicieron su magia y el misterio fue resuelto.

La historia comenzó cuando el hombre comenzó a sentir diversos síntomas que avanzaban rápidamente, primero se le hizo difícil respirar, luego aparecieron los mareos al más mínimo esfuerzo y esto llamo la atención de los especialistas.

Luego de esto, el hombre no era capaz de estar de pie o caminar por más que por escasos minutos, y esto sucedió solo dos meses después de que aparecieron los primeros síntomas, era como si se fuese a desmayar, según describió Martín Taylor.

El hombre de 43 años, habitante de Aberdeenshire en Escocia agregó en el estudio publicado en la revista BMJ, que subir las escaleras a la hora de ir a la cama le tomaba al menos 30 minutos ya que solo podía subir dos escalones al tiempo y luego requería descansar mientras estaba sentado.

Al ver todo esto Taylor acudió a cuatro citas médicas las cuales fracasaron para encontrar lo que le estaba causando este problema y la angustia seguía creciendo ya que él nunca fumó y su salud simplemente se fue debajo de un día a otro y sentía como su salud se apagaba mientras dormía días y noches durmiendo.

La realidad es que Taylor no sabía que lo que padecía era un a neumonitis por hipersensibilidad, una enfermedad que causa la inflamación de los pulmones a manera de reacción alérgica y es una enfermedad que si se detecta en etapas tempranas es tratable pero si no, puede llegar a causar cicatrices en los pulmones de forma permanente que pueden incluso llevar a la persona a la muerte.

Para la mala suerte de Taylor, los primeros doctores no tenían idea de lo que pudiese ser esta enfermedad y solo le recomendaron tratamientos para las infecciones en las vías respiratorias lo que no ayudó y su salud seguía desmejorando por lo que su médico de cabecera tomó otra iniciativa.

Lo que hizo fue llamar a una clínica respiratoria con urgencia y habló con el doctore Owen John Dempsey quien es especialista en Tórax en el Hospital de Albyn BMI en Aberdeen en Escocia, ubicado a unos 30 minutos en carro desde Aberdeenshire.

Dempsey dijo que el doctor de cabecera de Taylor fue astuto al revisar detenidamente los exámenes de tórax ya que de no ser por este examen hubiese sido imposible conocer la enfermedad, ya que la coloración de un leve gris difuso en los pulmones pudo haberse confundido con una radiografía subexpuesta.

El especialista en tórax decidió revisar nuevamente y llamó a Taylor para una cita y allí observó lo afectado que estaba el hombre quien era muy joven para sentirse de esa manera y evidenciaba la gravedad de la enfermedad.

Dempsey afirma que para diagnosticarlo fue casi imposible, todo un rompecabezas ya que hubo que analizar los análisis de sangre donde se mostró que estaba expuesto su sistema inmune a la proteína aviar lo que se le hizo extraño as Taylor ya que él no tiene pájaros, solo un gato y un perro y esto despertó las alertas en los especialistas.

El doctor al ver esto decidió hacer una visita a la casa de Taylor para ver lo que podía estar causándole el problema y lo más que observó es que solo había un poco de moho en la ducha y más nada, tampoco había viajado al extranjero o había tenido drogas, su oficina no estaba expuesta y tocaba guitarra y saxofón.

No fue sino hasta que el doctor preguntó por los cambios en la casa a lo que Taylor respondió que recientemente habían reemplazado el cubre lecho por un edredón de plumas y almohadas de plumas en la cama, esto era lo que lo estaba matando.

Resulta que Taylor es alérgico a los pájaros y no lo sabía y esto le conllevó a esta enfermedad pulmonar que casi lo mata, pero para fortuna de Taylor, las esteroides le ayudaron a recuperar su salud mediante un tratamiento de 12 meses y por supuesto, las almohadas y el edredón debieron ser eliminados.

Hoy en día Taylor afirma sentirse como nunca, ya no se marea y se siente recuperado casi por completo.

Esperamos haberte ayudado con este post.

Gracias por leernos.

Emmily Maduro Carreño

Redactora especializada en SEO, Noticias interesantes y diferentes formas de entretener a cada uno de los lectores que tengas en tu sitio web. Este ha sido uno de los proyectos más interesantes y altruistas en los que he trabajado. 100% en búsqueda de ayudar a sus lectores.

error: Contenido protegido.